Qué-debemos-hacer-si-nos-quedamos-encerrados-en-el-ascensor

¿Qué debemos hacer si nos quedamos encerrados en el ascensor?

Quedar encerrado en un ascensor puede ser una pesadilla muy real. Y es que, los desperfectos eléctricos o mecánicos, en elevadores de edificios comunitarios, están a la orden del día. Sin embargo, ante una contingencia, la situación pudiera ser un poco más llevadera si se toma en cuenta algunas recomendaciones. A continuación hablamos sobre qué hacer y qué no hacer durante el cierre inesperado de un ascensor.

Las fallas repentinas en las cabinas de ascensores de edificios comunitarios son más comunes de lo que parecen. Y, aunque, la situación parezca sacada de película de terror, lo más importante es mantener la calma. El sosiego de los nervios, permite que los latidos del corazón se mantengan en un ritmo estable y la respiración sea constante, con esto se puede evitar una complicación de salud que genere aún más tensión para otros usuarios del elevador y para los rescatistas.

También, se recomienda no gritar. Esto con el propósito de disminuir la perturbación que puedan sentir los demás usuarios de la cabina; ya que si propicia un ambiente muy tenso, éste puede incitar a que se busque salidas que podrían ser poco apropiadas. A su vez, oprimir el botón amarillo de emergencia puede alertar al conserje de que algo no marcha bien.

Con respecto a lo anterior, se recomienda no salir del ascensor sin ayuda de los expertos socorristas. Ya que, es posible quedar atrapado o caer en el hueco si el elevador se reactiva. Asimismo, se aconseja llamar a la empresa de mantenimiento o al 112 desde el teléfono de la cabina o desde un móvil para reportar la avería.

Del mismo modo, si el ascensor quedó atascado entre dos pisos, resulta pertinente no aceptar que alguien, desde afuera, intente abrir la puerta. En estos casos, se coopera más propiciando el corte del suministro eléctrico; de esta manera, se facilitaría el proceso de rescate y, a su vez, se reducirían algunos riesgos. Es importante enfatizar que, los únicos que están capacitados para rescatar personas atascadas en ascensores entre dos pisos son los bomberos y, en algunos casos, el personal de mantenimiento. La demás ayuda es útil; pero, se debe recordar que, una mala praxis podría ser irreversible. Por consiguiente, la prudencia es el mejor aliado en estos casos.

Siempre será primordial el bienestar de los que transitan el ascensor

Con todo lo anterior, es normal que algunos vecinos se sientan inseguros al utilizar estos espacios comunes de una comunidad de propietarios; no obstante, se debe destacar que, los elevadores poseen un freno automático que evitará a toda costa que se desplomen, ¡Tranquilos! Además, en estos es casi imposible que falte el aire; ya que, todos cuentan con un diseño que permite la ventilación fluida. Por lo tanto, en estas situaciones, la insuficiencia de oxígeno  es sólo un síntoma de nerviosismo. Recuerde: ¡Todo saldrá bien!

Por otra parte, es importante mencionar que los responsables de los condominios deben velar por la integridad de los vecinos. Esto abarca la seguridad de los propietarios en todos los espacios del edificio. Así que, deben procurar la instalación de un teléfono dentro de la cabina del ascensor y allí mismo colocar, lo más legible posible, los números telefónicos de bomberos, personal de mantenimiento, emergencia, entre otros. También, deben procurar el mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo de todo el sistema mecánico y eléctrico del ascensor para reducir los desperfectos.

Por último, los nervios hacen malas jugadas; por eso, antes de dar por hecho un encierro en un elevador, es importante asegurarse del tipo de falla, pues si es simple, pulsando varias veces el botón de planta baja podría corregirse. No olvide que, muchas veces, el cerebro es el mayor culpable de los peores episodios de terror.