Como-se-reparten-los-gastos-en-una-comunidad-de-vecinos

¿Cómo se reparten los gastos en una comunidad de vecinos?

Cuando se vive en una comunidad de vecinos se debe tomar en cuenta que los gastos de los bienes comunes y servicios públicos se deben repartir entre todos los copropietarios. Los estatutos de la comunidad deben especificar la cuota de participación de cada vecino, de esta manera tienen constancia legal de que cada uno tiene el deber y la responsabilidad de efectuar el pago debido de los bienes o gastos compartidos. Bien, teniendo claros estos puntos, cada comunero debe conocer la manera en la que se reparten los gastos en la comunidad.

Repartición de gastos en una comunidad de vecinos

¿Quién se obliga a pagar los gastos comunes?:

La ley de propiedad horizontal establece que cada comunero tiene el deber de pagar los gastos comunes del inmueble en que el habita. Todo esto conforme a lo establecido al establecimiento del edificio, gastos, cargas y servicios siempre y cuando no exista susceptibilidad de individualización.

En el caso de inquilinato, es el propietario el que está obligado a pagar los gastos comunes, indiferentemente de que en el contrato inquilinario se pacte que sea el inquilino el que efectúe dichos pagos.

Cuotas de pago:

En los estatutos de propiedades se debe especificar cuál será el monto de pago por cada uno de los copropietarios. En principio, este porcentaje se calcula dependiendo de la habitabilidad del edificio, el número de vecinos y el uso que se le dé a las áreas comunes, así como también a los servicios. Es posible que de que, mediante una junta de comunidad, se establezcan 2 maneras diferentes de pago.

Cuotas por participación:

Estas se atribuyen debido al valor del inmueble, su uso y ubicación, de allí se determinan los beneficios y gastos comunes. Cabe destacar que las mejoras que se realicen en el piso o en el inmueble no alterarán la cuota de participación, a menos que de declare así por una junta unánime de la comunidad.

Gastos por partes iguales:

También es posible que, por medio de una junta de comunidad y bajo la decisión unánime de todos los copropietarios, se establezca el pago de bienes y gastos comunes en partes iguales. La ley ampara ese método y es beneficioso porque se evitan los problemas referentes a quien paga más o menos en la comunidad.

Tipos de gastos en la comunidad según la ley de propiedad horizontal

Gastos de áreas comunes:

Se refieren a los gastos necesarios para el correcto funcionamiento del edificio, así como también a las zonas de recreación. Por ejemplo, el ascensor, escaleras, la limpieza del lugar, parques, etc. Este es un gasto obligatorio para todos los propietarios y ninguno puede quedar exento del pago.

Gastos extraordinarios:

Se originan por el daño o deterioro inoportuno y no constante del edificio. Por ejemplo, un tubo de agua roto, problemas con el cableado, etc. Son casos que no están previstos, pero, como comunidad, se tienen que solventar lo antes posible para una buena convivencia y excelentes condiciones de habitabilidad.

Modificación en los pagos de la comunidad

Los propietarios tienen la posibilidad de cambiar el método de pago de la comunidad, pero es imperativo que se lleve a cabo mediante una junta de vecinos y la orden del día debe ser correspondiente al tema de cambio en el pago.

Dicha transición debe estar contemplada en el libro de actas de la junta vecinal y debe ser aprobada de manera unánime. En el caso de que alguno de los vecinos no esté de acuerdo con las modificaciones, se debe llegar a un consenso.

Grupos vecinales para los gastos de la comunidad

Si los vecinos lo desean y lo ven conveniente, pueden crear varios grupos para pagar los gastos que de la comunidad. Por ejemplo, se pueden distribuir por pisos y cada uno se encarga del pago de servicios, otros de la limpieza de las áreas comunes, otros de los gastos imprevistos por los defectos de alguna maquinaria, tubería o cableado, etc.

Sin embargo, la mayoría de los abogados declina este tipo de acciones porque se presta para una serie de conflictos y retrasos en el pago.

La ley de propiedad horizontal es muy específica cuando del reparto de gastos comunes se trata y siempre será necesario contar con asesoría por si se quiere llegar a instancias legales.

Difunde este contenido en todas tus redes sociales y si tienes alguna duda, compártela con nosotros en la sección de comentarios.